jueves, 13 de octubre de 2011

A JAVIER ZAMORA


Llevo desde anoche pensando en las palabras que puedo dedicar a Javi Zamora desde este humilde blog, pero mi cabeza no deja de recordar el pasado Jueves Santo, cuando sus pequeñas manos alzaban el martillo del Señor de la Oración para hacer la más bonita y verdadera de todas las levantás que he escuchado en mi vida. No dejo de recordar los momentos que pasé con él en la Casa Hermandad de la Oración improvisando tocados a un maniquí de corcho, para que Javier conociera los truquillos que necesitaría al vestir a una Virgen.
Recuerdo con alegría la mañana del Sábado de Pasión en la que la Cofradía de la Santa Cruz le entregó una réplica del Paso de Misterio en miniatura y que recibió como si un regalo de Reyes se tratase.
No puedo escribir sobre algo que muchos seguimos sin comprender. No puedo escribir sobre algo que tengo presente a diario con mi hermano Jaime y que seguimos preguntándonos por qué. No puedo escribir sobre algo que, una vez más, nos arranca de nuestras vidas a otra persona tan especial.
No puedo dejar de escuchar esta levantá que nos ofreció el programa de El Llamador de Canal Sur, porque refleja perfectamente su persona, su carácter, su vida...

Como dijo Manolo Santiago en una de sus últimas levantás, "...que los años se rompan con el tiempo y el amor del costalero siga vivo".

"!!Al cielo con él!!"


video