martes, 27 de septiembre de 2011

SANTA CRUZ A LA LUZ DE LOS AÑOS

Este pequeño documental se realizó para la Exposición que organizó la Cofradía de la Santa Cruz, bajo el título "La Santa Cruz a la Luz de los Años" con motivo de su X aniversario. La calidad con la que se ha subido es muy baja, pero al menos os podéis hacer una idea de la corta pero intensa historia de nuestra Cofradía.
Os recomiendo que pongáis los altavoces y disfrutéis de la narración y de los sonidos que encontraremos en este video.

video

"EN EL PATIO CABALLOS" (Artículos de opinión e investigación, por Juan Fernández)


EL AZUL DE LOS FAROLES DE LA MORTAJA

Es La de la Mortaja, una de esas corporaciones que hay que contemplar atenta y despaciósamente. Es un verdadero museo en la calle. Su cortejo rezuma un clasiquísimo sabor y es fiel a las más rancias reglas cofradieras.

Son muchos los aspectos curiosos que encierra esta hermandad. Uno de ellos,que suele pasar desapercibido para la mayoría de los cofrades,se encuentra en los faroles que encontramos al inicio de la comitiva, junto y ante la Cruz de Guía.

Fruto de la búsqueda de autenticidad en lo que era el procesionar de la Hermandad en la calle, Salvador Domínguez Gordillo proyecta en 1929 una cruz que se inspira en la procesional propiedad de la Pastora de Santa Marina, la cuál va a ser complementada con enagüillas de paño morado para otorgarle así una fúnebre prestancia. Con el paso de los años, la Cruz se verá acompañada por cuatro faroles obra del taller de Juan Fernández.

Dos de ellos, de mano, que la anteceden y son portados por hermanos servidores y que mantienen la reminiscencia antigua de iluminar el camino del cortejo (nunca un farol de mano debe ser portado por un nazareno y ser usado para iluminar una cruz de guía), y otra pareja de diferente hechura y con vara barnizada, estrenados en 1943, que para la ocasión son llevados por dos hermanos nazarenos y que aquí si ,tienen la misión de alumbrar la Cruz.

Pues bien, es en ésta cuádrupla luminaria donde reside la curiosidad que apuntamos hoy.Estos faroles aparecen acristalados en azul e iluminados con cera tiniebla. Y este color azul no responde a meras cuestiones estéticas o caprichosas.

El hecho de que el cristal que matiza la luz de este cuarteto farolero sea azul, es porque desde antiguo, en la época medieval era el azul un color de luto, representando además la inmortalidad. Por tanto, este azul de los faroles obedece a criterios simbólicos y no de mera resolución artística.